El Lenguaje Secreto del Número Tres




Al igual que otros números, el tres es una inteligencia viva; una “materia prima vibratoria”, que organiza dinámicas de existencia en el tiempo y el espacio.




El “creced y multiplicaos” que necesita un padre, una madre, y un hijo(a), para la supervivencia de la especie, es animado por el motor espiritual del numero tres.

Nuestras vidas que se caracterizan por el nacimiento, el crecimiento y la muerte, nos señala lo trascendental del tres en la experiencia de existir.

Son tres los centros de percepción en los seres humanos; el Cuerpo, la Mente, y el Espíritu.

Son tres los componentes de nuestra experiencia subjetiva: el Pensador, el Pensamiento, y el Objeto Pensado.

El tiempo (Ananda) y el espacio (Sat), tal como lo percibimos (Cit) en nuestro estado de consciencia cotidiano, se despliega con el tres de trasfondo; el Pasado, el Presente, y el Futuro.

El Átomo tiene tres componentes esenciales; el Protón, el Electrón, y el Neutrón. 

Vivimos dentro de una realidad tridimensional. Solo tenemos tres opciones de movimiento; hacia adelante o hacia atrás, hacia la izquierda o derecha, hacia arriba o abajo. De esta forma el tres condiciona nuestra capacidad de acción posible


  • Todas las criaturas en la superficie del planeta Tierra, necesitan de tres elementos básicos para existir:

(a) Los Átomos de Carbono, que vinculándose entre ellos, logran formar cadenas moleculares complejas que terminan convirtiéndose en el ADN (ácido desoxirribonucleico);

(b) el Agua, que a nivel humano simboliza la sangre y a nivel planetario es representado por los océanos, ríos y lagos; y

(c) la energía de la Luz, que mediante el proceso de fotosíntesis se convierte en nuestros cuerpos, y a nivel psíquico y mental nos influye a través del Prana (la energía vital que respiramos constantemente).


  • Hay tres tipos de Karma de acuerdo al pensamiento védico:


El Samchita Karma, que representa todos los impulsos, intenciones, y tendencias de nuestras experiencias pasadas, almacenados en nuestra mente subconsciente,

El Prarabdha Karma, o la porción del Samchita que manifestaremos en una vida especifica, y

El Kriyamana Karma, que es la acción de reaccionar a nuestro Prarabdha karma; o el libre albedrío que tenemos para mejorar la percepción de las circunstancias que nos han tocado vivir.



  • Nuestra especie ha desarrollado durante su evolución tres cerebros.

El primero de estos es el “Cerebro Reptiliano”, que está a cargo de las reacciones básicas del sistema nervioso, del hambre, la respiración, y el sexo. A este cerebro que tiene respuestas repetitivas e inflexibles, le sigue...

El “Cerebro Mamífero”, que tiene bajo su control la memoria, el aprendizaje (para ampliar nuestra capacidad de respuestas instintivas), y la sexualidad con emociones más complejas como el cariño, la lealtad y la devoción.

El tercer cerebro es el “Cognitivo o Primate”, que se encarga del lenguaje, los pensamientos abstractos, y nuestro sentimiento de individualidad.

El tres es la diosa Shakti, que rige sobre la voluntad, el verbo, y la acción. La 'hija divina' de los tres principios primordiales; lo que existió (Brahma, el Creador), existe (Vishnu, el Preservador), y existirá (Shiva, el Renovador).

Es a Ella, a la Madre de Todo, que con su poder de voluntad mantiene 'funcionando' la Existencia, a quien le pedimos protección contra el miedo, la envidia, y la injusticia; los tres enemigos de la Vida.


Escrito por Wilfredo Prakash - Todos los derechos reservados.